Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
|
domingo 30 de abril de 2017

Canosa y los detestables humanos

Jim Pluk

El trazo naif, el humor de entresuelo y la estética «doodle» son los rasgos de identidad de este historietista colombiano que lanza sus dagas incruentas (que no romas) a las conciencias dormidas.

Canosa y los detestables humanos - Jim Pluk

Qué: Libro (edita DeHavilland)

Bucaramanga, una ciudad de diferentes alturas y climas, en plena zona sísmica, que en marzo y abril degusta con fruición las deliciosas hormigas culonas tostadas, vio nacer hace tres décadas a Jim Pluk, historietista, inmortalizador profesional de reflexiones vividas (y vívidas) en formato breve, que recopila ahora en cartoné (editado en España por DeHavilland) para expandirse a nuevos mercados. Su trazo exuda naturalidad: cero artificio y aproximación al naif, como vehículo de un humor crudo no exento de elegancia. Los temas van aflorando en cascada ante los ojos del lector, con una idea subyacente que adopta muchas formas: estamos más solos de lo que creemos, y lidiamos con esa realidad de modos muy distintos. Pluk pasa del lamento a la sonrisa burlona con agilidad, y no duda en señalar a la tecnificación del trato social como una de las lacras más preocupantes de nuestro tiempo. También se prodiga en señalar lo complejo que resulta para el outsider la inserción sumisa en una sociedad que marca a los salmones con tinta indeleble y fosforescente. Se habla mucho de las reminiscencias mafaldianas en el humor del autor santandereano, y algo de eso hay, aunque La Pequeña Lulú también asoma por su universo.

Canosa y los detestables humanos - Jim PlukCanosa y los detestables humanos

Enlaces relacionados: