18 − siete =

14 − Ocho =

youtube-noc
Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
|
jueves 17 de agosto de 2017

La joven banda paulista asume sin complejos su amor por la música de los años 60 y 70 dejando los excesos psicodélicos en favor de la canción pop. O Terno presenta Melhor do que parece, su tercer trabajo discográfico.

Qué: Disco (edita Risco/Tratore)

Aunque la prensa especializada brasileña suela presentar a O Terno como «rock psicodélico», en su tercer álbum predomina claramente el rock clásico, pero con raíz y acento brasileños, claro. El trío paulista no parece buscar la inspiración en Led Zeppelin o The Who, más bien lo hace con la mirada atenta a lo que hicieron sus compatriotas Roberto Carlos y Erasmo Carlos a finales de los 60 y comienzos de los 70 en Brasil. El resultado de esa búsqueda es un cruce de guitarras hendrixianas, melodías soul, acercamientos al samba, arreglos trabajados y presencia del órgano Hammond en los temas más románticos.

Dicha combinación reluce en este disco, que también puede verse como el más pop de la banda, en el que la gran mayoría de los temas podrían haber sido hits radiales allá por 1971. Porque O Terno no busca actualizar el pasado: su objetivo artístico es reverenciarlo; y no hay más que escuchar Volta y el samba psicodélico O orgulho e o perdão para comprobarlo. Não espero mais y Minas Gerais también son buenos ejemplos de esa nostalgia convertida en canción a cargo de un grupo en el que sus integrantes no llegan a los treinta años. Solo Culpa, el primer corte del álbum, podría ser entendido como «contemporáneo», aunque también beba en su esencia de la fuente del rock de los 60.

Tal vez alguno pueda pensar en un trabajo anacrónico, pero lo interesante es que resulta atractivo. Tim Bernardes, guitarrista y cantante, es buen compositor y excelente arreglador y, para los amantes de la música brasileña de los 70, O Terno es la banda que rescata mucho de lo mejor que se hizo en aquel entonces para traerlo al presente. La definición de «curadores de la nueva música vieja» sería muy apropiada. El título del disco resulta muy adecuado: nostálgico sí, pero sin olor a viejo.

O Terno Melhor do que parece

Enlaces relacionados: