Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
|
lunes 20 de noviembre de 2017
Mon Laferte

La trenza

Mon Laferte

En su cuarto trabajo discográfico, la chilena residente en México Mon Laferte teje un álbum deslumbrante lleno de matices sonoros en el que se aprecia una metamorfosis abrasadora entre su pasado y su presente.

Qué: Disco (edita Universal)

Pasaron muchos años y la transición entre múltiples estilos para que finalmente Mon Laferte se sintiera cobijada por los sonidos que retumbaban en el siglo pasado y consiguiera un carácter propio que caracterice su persistencia en el mundo musical. Desechable (2011) y Tornasol (2013) fueron esos impulsos eléctricos en los que Laferte reclamaba reconocimiento para su música, pero no fue hasta 2015 con Vol. I,  cuando el torbellino detonó en medio de un mar de trágicos y melancólicos temas que llevaron a la chilena a posicionarse en un lugar privilegiado, gracias a una vida llena de esfuerzos en la cual su indiscutible talento ya se encontraba implícito.

La trenza, su cuarto álbum de estudio, llegó para limpiar ese desconsuelo lírico en el que se vio sumergida transmutándolo extraordinariamente en once apasionantes temas en los que nuevamente desnuda su alma y musicaliza sus sentimientos. Amárrame, la cumbia a dueto con el colombiano Juanes y Yo te qui, fueron una dupla de temas que se lanzaron el pasado mes de febrero para iniciar esta nueva etapa musical, generando una impactante aceptación en México, país en el que Mon reside desde hace diez años, así como en toda Latinoamérica.

Entre los temas que componen el álbum destacan la colaboración que realizó con Enrique Bunbury en Mi buen amor, que habla sobre una relación que jamás pudo concretarse y Ana, tema de la legendaria banda peruana de garage y proto punk de los años 60, Los Saicos. Además retoma la banda sonora que grabó para la película peruana Loco cielito de 2014, pero en esta ocasión la hace a dúo con su compatriota Manuel García. Y  reinventa su estilo a través de tradicionales ritmos andinos que se homogenizaron con líricas románticas, conmovedoras y traslucidas que exponen claramente su esencia en temas como Flaco, Primaveral y La trenza, que narra un recuerdo que Mon tiene de su abuela.

En definitiva, un álbum que supera las expectativas y que incluso puede considerarse supremo frente a su antecesor, logrando que la chilena se establezca de a poco como un referente icónico en la música latinoamericana actual.

Mon Laferte La trenza

Enlaces relacionados: