youtube-noc
Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
|
lunes 20 de noviembre de 2017

En la edición más grande de su historia, el festival Se Rasgum presenta una curadoría musical que es toda una carta de intenciones: mostrar en sus escenarios una parte importante de la producción musical alternativa más osada de Brasil.

Qué: Festival de música
Cuándo: Del 13 y 18 de noviembre
Dónde: Belém (Brasil)

A Marcelo Damaso, uno de los organizadores del clásico festival Se Rasgum, no le gustan los superlativos o las frases marketineras, pero más allá de eso es posible que su evento sea el más representativo de la escena musical brasileña alternativa. Con más de cincuenta actuaciones –el line up más grande de sus doce años de historia–, el abanico estético no reconoce límites y sabe ser relevante al elegir los nombres más destacados de la actualidad y aquellos que apuntan hacia los nuevos caminos del futuro.

Eso queda muy claro en esta edición. Así, empezando por los «grandes», encontramos a Emicida (posiblemente el nombre más fuerte del rap brasileño en la actualidad), la propuesta combativa y bailable de BaianaSystem (ganador en la categoría Show del Año según la APCA, una de las principales organizaciones de la industria musical brasileña), Francisco El Hombre (en un ascenso que parece imparable), el power pop de Maglore o el convocante Baile Tropical del DJ Patrick Tor4.

Además de ellos, están los nombres fuertes y reputados del circuito independiente, como Cidadão Instigado y su psicodelia romántica, la efervescencia latina y instrumental del trío Muntchako o el indie rock de Selvagens à Procura da Lei. A estos se suman las apuestas de futuro, como el promisor André Prando, que hizo un bellísimo álbum debut en 2015 (Estranho sutil) y se encuentra preparando su nueva placa, o los locales Uaná System, promesa del tecnobrega, género que nació en Pará, el mismo estado brasileño que alberga el Se Rasgum.

Justamente al hablar de artistas locales, la música de Pará tiene papel fundamental en Se Rasgum. «Claro que los headliners son importantes pero creo que Se Rasgum logró confirmarse como un festival relevante justamente por apuntar nuevos horizontes en la música de Pará», dice Marcelo Damaso. «Hay más artistas interesantes más allá de los que conseguimos invitar al festival, pero creo que mostramos un panorama» buenísimo, completa.

Entre sus preferidos, destaca la propuesta indie de Dois na Janela y al cantante Nazaré Pereira, que vive en Francia y cuenta con una carrera notable en Europa pero casi ignorada en Brasil. «Queremos ayudar a que sea reconocida aquí, como son otros maestros veteranos como Pinduca o Dona Onete», declara Damaso.

La ciudad de Belém, “la puerta de entrada para Amazonia”, es también protagonista del festival, y ofrece cinco sedes al mismo: Estação das Docas (una de las “tarjetas postales” de la capital), Café com Arte, Ziggy Hostel Club, Açaí Biruta y el Parque dos Igarapés. Justamente, este último es muy importante para la presente edición: «estamos en cinco lugares diferentes de la ciudad y en el Parque dos Igarapés pudimos montar tres escenarios, algo muy importante que nos permitió sumar muchos artistas. Nuestra intención siempre fue poder ofrecer tantos buenos artistas como fuera posible», explica Damaso.

Una afirmación importante teniendo en cuenta la actualidad de Brasil, con menos patrocinadores y apoyo institucional que en años anteriores. «Es un año atípico para los festivales en Brasil», reconoce Damaso. Sin embargo, Se Rasgum parece capaz de superarlo con una gestión versátil y una excelente curadoria artística.

Se Rasgum

Enlaces relacionados: