Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
jueves 20 de junio de 2019

Enterradme de pie

Isabel Fonseca

Se sabe que toda realidad social es heredera de una situación coyuntural que, obligatoriamente y sin vuelta atrás, marcó su pulso en el pasado. ¿Qué decir entonces del Comunismo, un sistema que al desaparecer dejó un vacío político que lamentablemente está siendo llenado por los caídos del mapa? El post-comunismo, entonces, es esta realidad dura que tiene uno de sus puntos clave en la Europa más deprimida, donde gran parte de su población padece día a día el destino que le tocó vivir. Hacia allí fue la escritora e investigadora Isabel Fonseca. Y lo que se trajo en las maletas es un arsenal de crónicas desesperadas.

La historias de vida que dan forma a Enterradme de pie son tan duras como la realidad misma. El triste devenir de gente que quedó colgando de un hilo y no sabe bien cómo mantenerse en pie. Gitanos, rumanos, croatas… Miles y miles de olvidados (o, lo que es peor, ignorados) por una Unión Europea demasiado ocupada en las nuevas y dudosas crisis como para acercarse a las más arraigadas y, claro está, las más difíciles de solucionar.

Según el relato de Fonseca son los gitanos, «los negros de Europa», quienes se llevan la peor parte del asunto. Y allí aparecen ellos para confirmarlo, desglosando sus derroteros en crónica amargas y dolorosas. No es tarea de la autora brindar o sugerir alguna solución, nada más cierto. Alcanza con haberse tomado el trabajo de abrir una olla a presión para dejar salir el vapor de una realidad en pleno hervor que nadie quiere ni siquiera acercarse a olfatear.
Enterradme de pieEnterradme de pie