Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
jueves 17 de octubre de 2019

La ventana

Lo nuevo del director argentino Carlos Sorín brilla con pocos elementos, pero muy contundentes. Una clase maestra de cine profundo y con el corazón en la mano.

Antonio (Antonio Larreta) es un escritor de 86 años que vive en su casa del campo. Le acompañan una empleada y sus caseros ya que recientemente su salud se ha visto deteriorada tras sufrir un ataque cardíaco. Su hijo es un exitoso pianista que vive en Europa pero que, enterado de la salud de su padre, viajará para encontrarse con él.

A grandes rasgos, este podría ser un resumen de La ventana, la nueva cinta del realizador argentino. Pero se sabe que en sus películas mucho de lo que sucede es difícil de contar porque se basa en la superposición de pequeños detalles que terminan haciendo un todo, con pocos recursos pero con mucho sentimiento. Por algo una de sus películas más celebradas se llama Historias mínimas (2002).

El filme transcurre durante las doce horas, del amanecer al atardecer, en las que el anciano espera la visita de su hijo. Así, Carlos Sorín abre la ventana de la imaginación al espectador: no profundiza demasiado en la vida de los personajes ni en la razón por la cual padre e hijo mantienen una relación tan distante, pero el tiempo y la manera en que fluye tendrá un lugar preferente en la historia.

Para no perderse: el concurso fotográfico vinculado a la película y creado por Wanda Visión, Zona de Obras y Club Renoir: www.zonadeobras.com/laventana.
La ventana