Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
domingo 20 de septiembre de 2020

Su blanca palidez

Tulsa

La irresistible Miren Iza vuelve a cantarle al desamor y a desafiar al desengaño al frente de una banda que cada vez hace mejor eso de mantener el pulso y apretar el nervio sin perder la compostura.
Atrás quedaron aquellos viejos tiempos en los que Miren Iza prefería hacer públicas sus cuitas cantando en inglés. Hoy su voz inquietante se brinda en cuerpo y alma a nuestro querido idioma y no hay dudas de que este cambio ha profundizado la música de grupo, el excepcional Tulsa. Su nuevo trabajo se llama Espera la pálida y con seguridad se convertirá en uno de los discos de este invierno.
Más allá de las canciones, la gran mayoría muy inspiradas e interpretadas con fuerza y precisión, la tarea del productor Karlos Osinaga es determinante: hizo grabar a la banda tocando todos juntos en vivo en sólo una semana, lo que ha logrado una cohesión inédita, y también decidió pulverizar todo aquello que en tantos discos sobra pero que nadie se atreve a eliminar. 
Es que Tulsa tiene claro lo que quiere decir y cuando sucede eso no hacen falta demasiados elementos: apenas unas buenas letras sobre el desafío de crecer de espaldas al amor y una interpretación que no tiene nada de artificio.

Su blanca palidez