Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
lunes 30 de noviembre de 2020

Nombre Propio

Kike Suárez & La Desbandada

Es crítico musical, realizador, músico… Y compañero de travesuras de Kike Turrón, su inseparable media naranja artística. Firmando con su verdadero nombre, su nuevo disco es un decálogo de canciones nocturnas, ideal para veladas de insomnio.

«Cuando uno se atreve a firmar un álbum con su nombre, después de una larga carrera en la música, sin alias que acompañe, es porque hay mucha verdad que contar y mucha valentía». Este razonamiento pertenece a Amparo Sánchez y bien podría aplicarse a ella misma, teniendo en cuenta que acaba de desarmar a su grupo de toda la vida para establecerse como solista. Pero no, la ex Amapranoia dijo estas palabras para celebrar el inesperado salto al vacío de un amigo, el artista antes conocido como Kike Babas, que ahora publica Carta blanca bajo su nombre real: Kike Suárez.

Algo de aroma tanguero, mucho de espíritu nocturno, aires de chanson. Mucho podría decirse acerca de las decisiones que ha tomado Kike a la hora de revestir sus últimas canciones. Algo así como un Tom Waits más joven y europeo, que en lugar de vivir en el campo lo hace en la ciudad, rodeado de amigos y con varias lunas sobre las espaldas. Sin embargo, aquí lo más importante son las canciones, las melodías en sí mismas y las palabras cortadas a cuchillo, más allá de cualquier disfraz estético.

Entre el rock del bajofondo y las canciones dedicadas a gente con nombre propio —destacan La Chari y Le pasó a Susana: se ve que es la tendencia—, brilla con luz propia la ternura escondida en Iure, un himno asordinado a la paternidad que es la prueba fidedigna de que cuando hay aptitud, se le puede cantar a todo.

Nombre Propio