Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
jueves 12 de diciembre de 2019

Mundo aparte

María Rodés

Hay algo nuevo bajo el sol del folk cantado en español: el segundo álbum de la cantautora de modos extraños conjuga melodías con originalidad sonora para firmar un disco adictivo.

Todo autor que se precie va en busca de lo mismo, sea lo suyo la música, la literatura, el cine o la plástica: lo que un creador busca con desesperación es un lenguaje personal, una forma de decir lo suyo basada en su propio universo. Algunos no lo consiguen en toda una vida. Otros, en cambio, lo logran en su segundo disco, como es el caso de María Rodés, cantautora catalana que con Una forma de hablar seguramente llamará la atención de todo aquel interesado en descubrir novedades en materia de folk.

Entre climas oníricos, guitarras algo deformes, ritmos quebrados y sonoridades varias emerge la dulce y extraña voz de María, a la que difícilmente podría compararse con ninguna contemporánea: a veces se apoya en el susurro, otras en el recitado, siempre al servicio de canciones suaves (pero no inofensivas) que se construyen sobre la arriesgada producción de Ricky Falkner (Standstill, Love Of Lesbian, Zahara).

Nuevas formas que sin embargo conquistan de entrada: eso se llama originalidad.

Mundo aparte