Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
domingo 8 de diciembre de 2019

Nueva York era una fiesta

Patti Smith

La enorme poeta y cantante estadounidense hizo la tarea y se sentó a escribir sus memorias neoyorquinas.

Era un secreto a voces, un rumor de periodistas, algo que se sabía pero que sus propios protagonistas nunca habían confirmado. Pero aquí está la verdad, contada por la propia Patti Smith, quien en esta Biblia del punk llamada Éramos unos niños revela más de un secreto sobre los orígenes de la revolución que cambió para siempre al mundo del rock.

El aporte principal de la «madrina del punk» fue ofrecerle al movimiento un matiz feminista e intelectual, rasgos que aparecen mejor que nunca en Horses, su disco más emblemático. Pero su actividad fue mucho más allá: incluyó la poesía, las artes plásticas y la fotografía. Precisamente, uno de sus laderos fue Robert Mapplethorpe, brillante fotógrafo con quien, según la propia Patti, se casó para disimular su homosexualidad.

Lectura obligatoria.

Nueva York era una fiestaNueva York era una fiesta