Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
martes 29 de septiembre de 2020

Pequeños trastornos sin importancia

Julio de la Rosa

Qué: disco (edita Ernie Producciones)

Porque había ganas de más tras La herida universal, el anterior álbum del artista gaditano, tan prolífico como inconformista, asentado hace años en el universo de los creadores puros. El centro de este disco es el amor y el desamor desde el punto de vista del trastorno; diez ejemplos inquietantes de diversos padecimientos, narrados desde una postura analítica, llenos de altos y bajos en el tono y el trasfondo. Eso se extiende a los arreglos: canciones deconstruidas que se vuelven a armar, una apuesta clara por la expresión vibrante. Los juegos de voces son esenciales en todo el trabajo: a Julio leacompaña gente como Anni B. Sweet, la solicitadísima Miren Iza, Ainara LeGardon, Hanni Mintegia o Xoel López, entre muchos otros. En el apartado musical, cuenta con los Havalina al completo: Manuel Cabezalí en la guitarra, Ignacio Celma al bajo y Javier Couceiro a las percusiones, con el venturoso añadido de Jorge Fuertes (We Are Standard) en la batería, Abraham Boba al piano y la guitarra de Pau Roca (La Habitación Roja).

Pequeños trastornos sin importancia