Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
miércoles 30 de septiembre de 2020

Esclavo de Dios

Joel Novoa Schneider (director). Con Mohammed Alkhaldi, Vando Villamil y César Troncoso

Qué: Película (estreno en Venezuela)

Con su opera prima, el realizador venezolano Joel Novoa Schneider inaugura su carrera cinematográfica pateando puertas y generando polémica: Esclavo de Dios se inspira en el atentado a la Asociación Mutual Israelita de Argentina (AMIA), que en 1994 se cobró la vida de 85 personas. Se trata de un thriller que narra la historia de Ahmed y David, dos personajes extremistas –uno islámico, el otro judío– que inevitablemente cruzan sus caminos en las ciudades de Caracas y Buenos Aires. «Esclavo de Dios aborda el tema de la intolerancia, y creo que en nuestra sociedad, no sólo a nivel religioso sino a nivel social y político, es un asunto que uno como cineasta tiene que tratar», dijo su director, y agregó: «no hice la película para un judío ni para un musulmán: la hice para el mundo». Con guión del escritor uruguayo Fernando Butazzoni, el filme generó controversias hace unos días, en su estreno venezolano: el movimiento chavista Foro Itinerante de Participación Popular denunció que la producción «intenta de manera soterrada vincular a la Revolución Bolivariana con el terrorismo». Por su parte, la producción amenazó con retirar la película de la cartelera cuando el CNAC (Centro Nacional Autónomo de Cinematografía) ordenó proyectar un corto documental pro-palestino antes de su exhibición. La polémica está servida.

Esclavo de Dios

Enlaces relacionados: