Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
jueves 2 de julio de 2020

Tales Of Us

Goldfrapp

Tres años después de Head First, Alison y Will salen de la pista de baile y se entregan, como en Felt Mountain y Seventh Tree, a la expresión serena de la melancolía.

Qué: Disco (edita Mute)

La voz de Alison Goldfrapp no es de este mundo. La gama de vehículos sonoros que suele poner a su servicio Will Gregory tampoco es desdeñable. En esta nueva entrega de talento unísono, el dúo británico se ha quitado de encima cierto exceso de maquillaje y ahonda en el alma de las canciones con una exploración delicada y sugerente, apoyados de nuevo en una orquesta de cuerda y arreglos tendentes a la ensoñación, la creación de imágenes y paisajes que combinan la inocencia con lo sombrío. Son canciones –todas con nombre de humano menos una alusiva a todos los humanos: Stranger– que mecen, transportan y regalan al oyente una ingravidez controlable para sus desplazamientos cotidianos. El efecto se matiza en cada corte, hasta dibujar un álbum totalmente orgánico. He ahí uno de los peligros con los que lidia Tales Of Us, dado el contexto temporal en el que aparece: no se trata de un disco idóneo para escuchar por partes. Trocearlo es, precisamente, jugar al carnicero de Whitechapel y arrebatar a tan bellísima creación parte de su alma. No obstante (y de nuevo), esa voz sedosa y elegante parece diseñada para resistir cualquier embate de escepticismo o coyuntura de los tiempos que vivimos.

Tales Of Us - Goldfrapp

Enlaces relacionados: