Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
martes 4 de agosto de 2020

Estragos de una juventud sónica

Ignacio Juliá

El fundador de la revista Ruta 66 explora en el mundo de la banda que mejor conoce… o mejor dicho (mejor que mejor) a la que conoce mejor que nadie. Sonic Youth desde las entrañas.

Qué: Libro (edita Alternia)

Hace tres décadas, Nueva York vio nacer a Sonic Youth Como suele ocurrir con los partos subterráneos de la megalópolis, el momento en sí no tuvo mucha incidencia en la superficie; el hecho limitó su difusión a los canales de comunicación de la contracultura emergente. Y como suele ocurrir cuando las criaturas traen señales de grandeza, la superficie no tardó en contagiarse de aquél sonido endiablado parido a cuatro vientres por Kim Gordon, Lee Ranaldo, Steve Shelley y Thurston Moore. Todas las artes se infectaron, desde la poesía a la moda o el cine. Y la cosa no se apaga, aunque la banda lleve tiempo en barbecho y los proyectos paralelos de sus miembros se multipliquen: Ranaldo y Shelley, de hecho, siguen en el mismo barco con los discos en solitario del primero, que también ha grabado con Thurston recientemente. Los detalles de la gestación y eclosión de Sonic Youth se los brindan todos en entrevistas exclusivas a Ignacio Juliá, el primer periodista español que los entrevistó allá por 1988. Juliá había echado los dientes en Vibraciones y había arrimado el hombro en la fundación de Rockdelux y Ruta 66. Y ha publicado también biografías de John Lennon, Bruce Springsteen y Neil Young.

Estragos de una juventud sónica