Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
sábado 26 de septiembre de 2020

Naturaleza

Carlos Casacuberta

El disco en solitario del uruguayo Carlos Casacuberta –ex integrante del colectivo Peyote Asesino– propone un fino cancionero que remite a Dylan y un inesperado homenaje a Eduardo Darnauchans.

Qué: Disco (edita Bizarro)

Peyote Asesino en Montevideo es sinónimo de hip hop, de funk metal. Fue, además, una fermental cantera de la que emergieron artistas que siguen produciendo la mejor música rioplatense: Juan Campodónico (aka Campo, actual productor de El Cuarteto de Nos, antes de Jorge Drexler, pero sobre todo fundador de Bajofondo y solista electrónico de alto vuelo) y Fernando Santullo (aka Santullo, con varios años al mando de su proyecto solista). Otro peyotero se hace visible en este 2013 con un disco de cantautor titulado Naturaleza. Se llama Carlos Casacuberta y su plan sonoro se reduce a guitarra, voz y exquisitas canciones. Sí, un manojo de melodías plenas de melancolía rioplatense (no esperen murga ni candombe, el linaje de Carlos es cien por ciento folk urbano), apenas vestidas de cuerdas rasgueadas, sutiles percusiones de Roberto Rodino y detalles varios de ese arquitecto barroco llamado Gabriel (hermanos de Carlos, integrante de Bajofondo). Aparece también, como invitado en un par de «mexicaneadas» de Carlos, el ex Botellita de Jerez, Santiago Ojeda, para meter algún que otro requinto. Aquel nerd desaforado que aparecía en una silla de ruedas en el videoclip peyotero de Mal de la cabeza, segunda guitarra de la gran banda montevideana de los noventa, muestra en Naturaleza un alto oficio de cantautor, una voz muy personal y al mismo tiempo heredera del gran trovador Eduardo Darnauchans.

Naturaleza - Carlos Casacuberta

Enlaces relacionados: