Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
martes 29 de septiembre de 2020

Yuri Triem

Edredon

Salió de Madrid hace tres años y, calculando la velocidad de su sonido, apenas anda por la órbita de Marte. La electrónica suave y paladeable de EdredóN permite al oyente (y al viajero) desplazarse con total fiabilidad.

Qué: Disco (edita Origami)

Hace tres años, Edredon debutó con un disco en el que jugaba con las bases y los sintes, poniendo la sazón con guitarras distorsionadas y lánguidas voces ininteligibles. En este segundo esfuerzo, la fórmula se repite con una corrección hacia la pausa, el detalle. Y es que dentro de la obvia presencia de la electrónica en el proceso y el resultado, lo que brilla es precisamente el matiz analógico de cada canción. Los temas pasean desde la contención a la psicodelia –algo así como un picnic entre Vangelis, los Primal de Screamadelica y Balago– y la improvisación, plasmada en estudio con dos temas del disco: Interrelox y Cosmic Chicken, guiños del grupo a su pasado filoexperimental y repentista. En total, nueve cortes densos y sabrosos, con Caballero! y Palmarés como puntos álgidos, a cuyo disfrute ayuda el hecho de que Sam Willis, haya pasado la producción por canales analógicos: una maniobra que dota al cuadro final de insólita (y reconfortante) viveza.

Yuri Triem - EdredónYuri Triem

Enlaces relacionados: