Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
martes 20 de octubre de 2020

Refugio

Elle Belga

Un disco para acurrucarse. Cero caramelo; este néctar se toma solo, sin hielo. José Luis y Fany han hecho la banda sonora que David Lynch habría querido para su primera película. Ojito, Badalamenti.

Qué: Disco (edita Gran Derby)

El dúo que forman José Luis García (Manta Ray) y Fany Álvarez suma ya tres placas en el último lustro. La última, que acaba de aparecer en el firmamento, es una obra de singular belleza: música pétrea y cristalina a un mismo tiempo, una suerte de acertado paralelismo con el invento que se marcaron hace unos años Isobel Campbell y Mark Lanegan. Aquí hay más negrura: las canciones son una mezcla de rogativa e historia de bardo sin héroes reconocibles. Poemas opalinos que hablan a las memorias y a las hojas de los árboles; tensión subyacente en un discurrir lento, que podría valer para un riachuelo en los montes astures o un lento cabalgar por el Parque de las Agujas de Utah. Las voces y las guitarras (la steel aparece bastante: bienvenida a la fiesta) se graban en directo, y la melodía recibe el apoyo de los samplers. No hay arrullo en este disco: no parece posible serenar los sentidos con un material tan inquietante: Plegaria es un arranque sublime, Esperanza exhibe hechuras de genialidad (las guitarras de los últimos compases suenan como los ángeles, caídos o no) y Cuídame habría hecho sonreír de orgullo a las imborrables Vainica Doble.

Refugio - Elle BelgaRefugio

Enlaces relacionados: