Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
martes 22 de septiembre de 2020

Hasta abajo

Violeta Castillo

Adepta a los pequeños formatos, la cantautora argentina vuelve a entregar un EP breve pero potente, en el que sube la apuesta y se vuelca al pop.

Qué: EP (edita Estamos Felices)

El crecimiento de Violeta Castillo es sorprendente: desde sus tímidos comienzos como una cantautora de voz quebrada y apenas audible, que se escondía detrás de una instrumentación juguetona, ha pasado a convertirse en una autora de pequeñas sinfonías de pop de habitación, con melodías inspiradas y un sonido tan particular como preciso. Su nueva entrega, que es nuevamente un EP, funciona además como un manifiesto de época: ¿para qué esperar a reunir diez o doce canciones y completar un álbum tradicional si con apenas cinco temas alcanza para expresar urgencias del momento y alimentar una carrera cada vez más sólida? Pero más allá de enriquecer su sonido, que ahora pasa de la melancolía atemporal de baladas de alta costura como Ola de mar y Hasta abajo a la intensidad pop de Las señales, la síntesis de algunas letras también funcionan como confesiones que terminan siendo latigazos: «Dame unos minutos para actuar, y hacer efecto, como las cremas», canta en Las cremas, una frase que de haber sido escrita por un autor más consagrado sería celebrada como la genialidad que es.

Hasta abajo - Violeta CastilloHasta abajo

Enlaces relacionados: