Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
miércoles 30 de septiembre de 2020

La máquina y el movimiento

Blam de Lam

Sorprendente debut de esta banda jiennense que surca el espacio con pulso firme, sin miedo de caer en agujeros negros o campos de meteoritos, pertrechados de batidos vitamínicos y rica sonoridad para un viaje interestelar en condiciones.

Qué: Disco (edita Green Ufos)

El debut discográfico de una banda, salvo contadas excepciones, siempre tiene algo de batiburrillo, aunque un productor aplicado haya tratado de dar una coherencia sonora al producto completo. Esta banda de Martos (Jaén), bautizada con el término que inventó Bob Dylan para describir un estallido, desmiente el citado mandato: su estreno es el credo fiel de (así se autodenominan) cinco trovadores cósmicos empeñados en robotizar un poco todos los sentimientos que campan libres por las praderas. En temas como el inquietante Invierno juegan con los sonidos del aquelarre eléctrico que invocaron en su día Spacemen 3 o Babylon Zoo, pero el paso siguiente (La química) parece ilustrar el lento paseo de un acorazado por un mar de lava. En Plano secuencia se besa la dulce orquestación de una balada sideral (hay retazos del Heaven Or Las Vegas, de Cocteau Twins) con el ronroneo de Los Planetas, y en el resto del material hay reminiscencias varias, desde el lado más oscuro de Dorian a la faz etérea que aporta Martin Gore a Depeche Mode.

La máquina y el movimiento - Blam de LamLa máquina y el movimiento

Enlaces relacionados: