Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
jueves 12 de diciembre de 2019

Nada es verdad, todo está permitido

Servando Rocha

El escritor canario vuelve a dar muestras de su curiosidad por los dioses de la subcultura en esta narración del encuentro entre William Burroughs y Kurt Cobain, en la que se apoya para dar un repaso a momentos básicos en el devenir del siglo pasado.

Qué: Libro (edita Alpha Decay)

Servando Rocha lleva cuarenta años diciendo «esto no tiene por qué ser así», y además de buscar respuestas, sigue proponiendo preguntas a través de la observación y el análisis. Activista político y social, editor solidario, investigador obsesivo de la contracultura, es además un excelente narrador que propone ahora un recorrido por el Siglo XX desde las perspectivas de dos de sus referentes culturales, William Burroughs y Kurt Cobain. El dúo se conoció en 1993, apenas seis meses antes de la muerte del cantante, y cuatro años antes del adiós a la vida del autor de El almuerzo desnudo. Cobain idolatraba a Burroughs, y éste no ocultaba su obsesión por Hassan-i Sabbah, líder de la Secta de los Asesinos, cuyo lema póstumo sirve de título a este libro de Rocha. En la conversación que mantuvieron Cobain y Burroughs en la casa de este último, inmortalizada en cuatro fotografías, se habló de Leadbelly, Robert Johnson, Son House, el forajido William Quantrill y varios falsos predicadores. Rocha abraza el papel de secretario de aquella reunión, y levanta acta con un detallismo bárbaro, deteniéndose en los pasajes paradigmáticos, especialmente en aquellos que aluden a la violencia, una de las líneas de investigación predilectas de Rocha.

Nada es verdad, todo está permitido

Enlaces relacionados: