Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
viernes 14 de agosto de 2020

Encono

Encono

La rabia y la angustia encuentran una vía coherente de expresión en las canciones de este trío alicantino empeñado en plantarle cara (musicalmente, por lo menos) a las miserias del mundo que se han fabricado a la medida los humanos más indeseables.

Qué: Disco (edita Bcore)

Encono (pronúnciese como el apellido del portero camerunés del Español en los años 90) llega desde Alicante. El nombre de la banda alude al concepto del rencor, aunque el diccionario añade «llaga con supuración». Mala baba, inconformismo, furia. Bien encauzada, además: el trío ha sabido dotar a cada una de sus composiciones de un caudal propio en el que todas las notas caen donde deben caer. Dicen en Bcore, su discográfica, que los muchachos hacen música «de soltar amarras», algo así como liberar de un golpe las frustraciones. Eso, en música, se puede encuadrar en el post hardcore y la cascada de rabia, como Shellac (el invento de papá Albini), Hoover, Fugazi o gente más cercana geográficamente, como los vascos Lïsabö o los aragoneses Interlude. El mismísimo Maynard James Keenan agitaría su falsa melena en señal de aprobación ante temas como Tiempo para el hombre muerto o Bipolar. Los latigazos de la batería tienen las puntas metálicas en los quejidos insanos de la guitarra: la parcela vocal es aullido tras aullido, con un punto de coherencia: esas canciones no pueden ni deben interpretarse de otra manera. David, Juli e Iván proponen y el oído medio dispone. Escuchar a Encono es constatar que el fin del mundo está cerca y solamente hay dos opciones: taparse los ojos o gritar al avance de la nada.

Encono - EnconoEncono

Enlaces relacionados: