Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
lunes 9 de diciembre de 2019

María canta copla

María Rodés

Que María Rodés cante copla es raro; como concepto, resulta tan extraño como ver a Trent Reznor reinterpretando boleros de Machín. Sin embargo, la catalana ha redondeado un disco de versiones copleras tan resultón como respetuoso.

Qué: Disco (edita Chesapik)

María Rodés es una de las diosas indie en la Península Ibérica. Sus méritos para tal categorización son visibles a la primera escucha: canta de miedo y no cae jamás en la tentación de edulcorar demasiado sus bellísimas canciones. Le faltaba una cabriola para acabar de enamorarnos a todos y acaba de hacerla: un disco de copla, sin que le tiemble el pulso. ¿Cómo se acomete tal reto? Tirándose al mar sin haber nadado jamás, esto es, introducirse en el género siendo totalmente ajena a él. Drama, sentimientos a flor de piel, temazos escritos por otros e interpretados (mayormente por otras. Naturalmente, lo hace a su modo: huye de todo recargo y desgrana esas letras rimbombantes con una sencillez que desarma, tanto en la instrumentación como en el canto. El día que nací yo, Tatuaje o Tengo miedo adquieren nueva vida en manos de María, que no tiene ni pizca de aflamencamiento en sus genes, y sale sin embargo airosa de este acercamiento al universo más racial de la canción española.

María canta copla

Enlaces relacionados: