Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
miércoles 28 de octubre de 2020

Ballenas muertas en San Sebastián

El Columpio Asesino

Frenopáticos del mundo, uníos: vuestros proveedores habituales de tonadas han vuelto a sacar una hornada de alimento espiritual. Sí, los espíritus errantes también están convocados.

Qué: Disco (edita Mushroom Pillow)

La intro de Babel, tema de apertura, parece sacada del Downward Spiral, de Reznor. El tema en sí es un mantra que llama a la oración en un culto sin iconos reconocibles. Las siete canciones que siguen a este arranque, sacadas del horno con la cadencia más habitual del grupo (tres años) conformarían la banda sonora idónea de un delirio gótico. Escalofrío, por ejemplo, redefine el significado de la palabra inquietante. Los ritmos industriales martillean las canciones en medio de coros hipnóticos, con la voz de Cristina Martínez aumentando progresivamente la sensación de que algo terrible está a punto de ocurrir. Los hermanos Arizaleta y Dani Ulecia se aplican a la hora de serpear en el pentagrama y enhebrar emociones sin descanso. El tema que da nombre al disco es un discurso rabioso sin rabia, preñado de rencor hacia las inmundicias del ser humano. El vehículo ideal para el baile de graduación de un colegio androide. Cuando es menester, un poco del Moroder más auténtico salpica adecuadamente ls melodías, caso de La lombriz en tu cuello. La propuesta de El Columpio Asesino sigue llena de intemporalidad, guiños nada cómplices (tonterías, las justas) y música diseñada para remover las entrañas con precisión cirujana.

Ballenas muertas en San Sebastián - El Columpio AsesinoBallenas muertas en San Sebastián

Enlaces relacionados: