Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
jueves 26 de noviembre de 2020

Arbolito brutal

Cándida

Subidón; toparse con un disco como el que aquí se analiza es hallar un refresco perlado de escarcha en el desierto de la homogenia. Con el tango en el retrovisor y las entrañas, Candi y su tropa retuercen los convencionalismos con una naturalidad apabullante.

Arbolito brutal - Cándida

Qué: Disco (edita 20 Centavos/Malatesta)

Candi Imbernón y Juan Barcala conforman una de esas duplas capaces de llevar a lo material una idea difícil de dibujar y ansiada por quienes le piden algo más al ánimo de reinventar géneros consolidados. El éxito de una mezcla exitosa es cocinar a la vista, con los ingredientes claramente diferenciados y, sin embargo, conjurados a partes iguales en la generación de un guiso espectacular. Aquí hay muchos elementos para el entusiasmo. La voz hechiza; los teclados abren puertas a la imaginación; el contrabajo aporta voz ronca y guiño cómplice a esa  batería que, con puños enguantados, marca con mimo la cadencia adecuada; el bandoneón asoma cuando se le requiere y las guitarras se enroscan en la melodía y la hacen crecer al vapor para preservar los sabores puros. Bastan ocho temas –magnífico colofón con el cover de Johnny Guitar y la instrumental Milonguera– para confirmar que Cándida es mucho más que la evolución aperturista de una cantante de tangos y un guitarrista con muchos kilómetros y heterogenia a sus espaldas. Aquí no hay corsé alguno, ni discurso de género: simplemente disfrute puro ante un despliegue de talento tan apabullante como exento de barroquismos. Una gozada.

Arbolito brutal - Cándida

Enlaces relacionados: