Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
sábado 19 de septiembre de 2020

Máximo Ruiz Ferrer

Napoleón Solo

Compuesto desde la nada, pensando en alguien que no existe y sin ninguna idea preconcebida. Así nació el tercer disco del grupo granadino Napoleón Solo, una epopeya en la que pop se escribe con letras muy grandes.

Máximo Ruiz Ferrer - Napoleón Solo

Qué: Disco (edita Ernie)

Exista o no exista físicamente Máximo Ruiz Ferrer, la persona que da título al tercer álbum de Napoleón Solo, está claro que en la mente del quinteto granadino se trata de alguien importante. Seguramente cientos de nombres serían merecedores de una canción y hasta de un disco completo, pero para ellos es más sencillo que no tenga rostro, como reza la letra de Las cinco como siempre: «como no puedo verte, te dibujo en mi mente». Musicalmente este trabajo es una completa y generosa oda de pop luminoso y brillante, es rico instrumental y melódicamente y está repleto de pequeños detalles vestidos de xilófonos, armonías vocales y guitarras californianas. Resulta evidente que Máximo Ruiz Ferrer no existe, y allí radica la gracia de las letras, por estar dirigidas y dedicadas a un ente imaginario, que unas veces parece un amor estival –como en Llegó el verano– y otras un recuerdo –como en Emilia y Pepe, una curiosa canción que suena a copla pero en la que las cuerdas de violines rompen con lo habitual para adquirir un tono flamenco. Con este disco Napoleón Solo se reafirma en una senda poco transitada, en la que lo sencillo resulta embriagador y atractivo. Chapeau.

Máximo Ruiz Ferrer - Napoleón Solo

Enlaces relacionados: