Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
viernes 25 de septiembre de 2020

Vigorexia emocional

Pablo Und Destruktion

De Asturias viene, astur se proyecta y su universo se antoja reconocible en muchas latitudes. Más allá del «hype», Pablo Un Destruktion factura hermosas reflexiones preñadas de flores y cuchillas.

Vigorexia emocional - Pablo Und Destruktion

Qué: Disco (edita Marxophone)

Lo suyo es un poco litúrgico, un rosario de oraciones paganas que circulan con libertad y clase en las carreteras orgánicas que separan el corazón de las entrañas. Introspección de fábrica, dulzura paradójica de acíbar, masaje a las sienes coronado con pellizcos en el cogote. Pablo Und Destruktion viene de Asturias, patria querida de hulla, verdor montuno y playas de arenas negras, como la avilesina de Los Quebrantos, cerca de Cudillero y Pravia; sí, Nacho Vegas es una referencia insoslayable para el oído cultivado en la obra del gijonés, más aún cuando a ambos les compincha una aproximación similar a la belleza. Aún bisoño en el negocio, Pablo solidifica en este nuevo trabajo de larga duración su estatus de crooner maldito. Parece osado (aunque hay quien lo hace) emparentarle con el gran vampiro de este club, Nick Cave, pero algo de ese tan loado universo se asoma en las letras y arreglos de un creador que, regodeándose lo justo en la pose torturada, ofrece un banquete de canciones alumbrado por velas: caza y legumbre, con las hogazas guardadas en paño y la sidrina alegrando el gaznate. Las bellísimas Los días nos tragarán y Dulce amor sellan la carne cruda presente en trallazos de intensidad cambiante como Busero español, o reflexiones que menean a conciencia el cuerpo del oyente, caso de A veces la vida es hermosa. Gran verdad, por cierto.

Vigorexia emocional - Pablo Und Destruktion

Enlaces relacionados: