Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
martes 16 de julio de 2019

Cada célula

Ságan

El debut discográfico de Ságan, dúo bogotano conformado por María Mónica Gutiérrez y Felipe Ortega, es una de las sorpresas sonoras más gratas del año. Su presencia en los festivales (casi todos) más importantes de Colombia es una prueba de ello.

Cada célula - Ságan

Qué: Disco (independiente)

¿Qué puede resultar de la unión de dos músicos cuyos principales proyectos son una banda de jazz de vanguardia en la que ella canta, y otra de indie-folk en la que él toca la guitarra? La respuesta es Ságan (así, con el acento marcado), un sorprendente dueto de música electrónica experimental que brotó casi de la nada, de un capricho de querer trabajar juntos e ir imaginando, creando y grabando, como si se tratara de un taller o laboratorio, dejando registro de cada ensayo, de la prueba y el error. María Mónica Gutiérrez es una de las cantantes más versátiles de la escena del jazz contemporáneo bogotano al frente de grupos como Suricato y El Último Boabdil; Felipe Ortega es multiinstrumentista de Surcos, una prometedora banda de indie-folk, y a su vez es un constructor de piezas de música electrónica minimalista y ambiental. Cuando Mónica empezó a crear letras sobre las músicas de Felipe, Ságan fue tomando forma para darle vida a un bichito de luz titulado Cáda célula, su primer disco. En algo más de veintinueve minutos, Ságan se juega todas sus cartas –herramientas tecnológicas y experimentos sonoros– a favor del formato canción y vence su propia partida. Son siete canciones –un EP largo o un álbum corto, como prefieran– que apelan a lo onírico para concretar episodios etéreos, preciosistas y de muy buen gusto que dan cuenta de un proceso natural y que, por ello mismo, revela su carácter orgánico y maravilloso. Como si fuera fácil.

Cada célula - Ságan

Enlaces relacionados: