Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
miércoles 28 de octubre de 2020

Contre vents et marées

Sergent Garcia

El músico francés de alma caribeña vuelve a experimentar con su ensalada de ritmos en este álbum que también explora la cumbia, se solaza en el raggamuffin y hace guiños a la salsa y el merengue.

Contre vents et marées - Sergent Garcia

Qué: Disco (edita Maldito Records)

No hay quien le pare. Es galo, caribeño, apóstol del reggae, cubanófilo y creador de nuevas entradas en el diccionario musical: lo de «salsamuffin» es invento suyo, y alterna con soltura las lenguas de Cervantes y Molière para desgranar sus historias. Sergent (Bruno) García ya ha cruzado el umbral de los cuatro lustros en el arte, y antes de embarcarse en su proyecto nauta Guakamayo (un barco velero desvencijado, de compleja reparación, con vocación de convertirse en un estudio de grabación móvil sin parangón conocido en las aguas del Caribe) decidió acabar primero este nuevo disco en el que queda clara su nueva filia por la diversidad colombiana: ojo, porque la infecciosa cumbia ha entrado en el juego del sargento. Con el séptimo disco (al revés de la tradición marcada por el Todopoderoso con los días de la creación) no ha pensado siquiera un segundo en el descanso: con C’est la vie, por ejemplo, se pone salsón a conciencia, y en Al amanecer pone a cantar al gallo antes de empaparse de cumbia tamizada por el sonido Coxsone. También hay merenguito (Solo son mentiras) y, sobre todo, un vigía en lo alto del palo mayor, para que el octavo disco (con el barco ya preparado para la travesía) exhiba un menú aún más diverso y colorista.

Contre vents et marées - Sergent Garcia

Enlaces relacionados: