Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
sábado 31 de octubre de 2020

¡Sin límites!

Superación personal desde una óptica desapasionada, práctica y, sobre todo, artística. Desde Holanda con amor: la muestra que alberga La Central de Diseño, en Matadero Madrid ofrece ejemplos de lo que puede lograrse cuando la pasión, el ingenio y el buen gusto se dan la mano en el corro de la patata.

¡Sin límites!

Qué: Muestra de diseño holandés
Cuándo: Hasta el 8 de febrero
Dónde: Madrid (Central del Diseño – Matadero)

La discapacidad es un severo obstáculo para la vida cotidiana. Salvarla es un reto: hacerlo con estilo, un arte. Yksi Ontwerp ha llevado este ideal a la práctica en una muestra que alberga La Central de Diseño, en Matadero Madrid durante tres semanas, y que se nutre de la obra aportada por diecisiete artistas holandeses. En el grupo hay personas que han trabajado con discapacitados y también artistas que sufren de alguno de estos problemas en carne propia. Toda la curaduría de esta iniciativa rezuma elegancia: no se trata de navegar en la falacia de un mundo ideal, sino de ser proactivo ante las dificultades y marcar un punto diferenciador en la propuesta de soluciones. Ronald Pieter Smit, por ejemplo, ha creado unos telares que se adaptan a hilos de diferente grosor: así, una persona aquejada de síndrome de Down puede elegirlos más gruesos, mientras que un autista preferirá hilos más finos. El diseñador gráfico Christian Broer, disléxico, ha diseñado un tipo de caracteres llamado «Dyslexie» que facilitan la lectura a los que viven con esta circunstancia. Frank Jol, ortopeda, diseñó unos blades (prótesis de piernas) para Marlou van Rhijn, campeona mundial de 100, 200 y 300 metros lisos. Son ejemplos de una exposición que, cual novena de Beethoven, canta a la alegría. Sí, se puede: y con arte, además.

¡Sin límites!¡Sin límites!¡Sin límites!¡Sin límites!¡Sin límites!¡Sin límites!