Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
miércoles 22 de enero de 2020

Pidiendo en las puertas del infierno

Mucho

Dando un espectacular giro de 180 grados a su propuesta, más propio de bailarines que de músicos, Mucho se lanza de lleno a los ritmos ochenteros, los sintetizadores y el hedonismo con las pistas de baile en el horizonte.

Pidiendo en las puertas del infierno - Mucho

Qué: Disco (edita Marxophone)

El pop sintetizado, las melodías electrónicas y un claro espíritu hedonista han hecho que Mucho se haya liado la manta a la cabeza para lanzarse a las pistas de baile. Aunque su sonido nunca ha podido denominarse como «normal»: no hay más que escuchar temas anteriores como Grupo revelación o Como si no hubiera mañana, donde la ironía domina unas letras ingeniosas, para comprobar que están vestidas de rock.
Lo que ha hecho el cuarteto de Toledo con este tercer disco grande es abandonar guitarras y bajos, abrazar teclados y sintetizadores y ver qué podía salir de todo aquello. El resultado es más que resultón: entre falsetes corre la voz en Nuevas ruinas, un infeccioso corte a lo Twin Shadow o Blood Orange que de golpe nos lleva a los ochentas más locos. Y eso es sólo una muestra; tras este pelotazo están el que fuera adelanto Pidiendo en las puertas del infiero, La velocidad o la favorita de su amigo Santi Balmes, de Love Of Lesbian, y toda una apertura, El león de tres cabezas.
Los integrantes de la banda manifestaban que necesitaban cambiar para seguir siendo los de siempre, sintiendo que eran nuevos. Y vaya si lo han conseguido.

Pidiendo en las puertas del infierno - Mucho

Enlaces relacionados: