Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
jueves 1 de octubre de 2020

Demasiado humano

Parade

Está de regreso con nuevo disco el penúltimo romántico del tecno pop español. Como bien indica su título, Parade presenta un trabajo «humano» que convive de maravillas con la esperada presencia de las máquinas.

Demasiado humano - Parade

Qué: Disco (edita Jabalina)

Sin variar un ápice su estilo, un tecno pop teñido de romanticismo y continua iconografía, Antonio Galvañ –o Parade, su nombre artístico–, continúa la senda de una carrera intensa con canciones de verdad en las que plasma sus numerosas influencias y gustos. Desde su ya lejano debut en el sello Spicnic, su pop teñido de electrónica, de sintetizadores clásicos y cajas de ritmos sin aceleraciones, va dejando disco tras disco un poso de autor de culto con un alma romántica que vive en un futuro no muy lejano.
Con El ritmo escarlata y Bizcochos, el final del álbum discurre con aires de crooner moderno haciendo el lounge de la taberna de La Guerra de las Galaxias. Antes hay canciones que humanizan máquinas y sintonías que cantaran robots con corazón como el de la portada, además de continuas referencias al tecno pop de los ochenta (en Laser), a la ciencia ficción de cómic, películas y novelas (en ese protohit pop que es Traedme la cabeza de Philip K. Dick) y al mundo oscuro y sórdido tratado con ironía y humor (en Carterista de tanatorio o en la broma de Johnny Ramone, agente de la KGB). Un disco que cuanto más se escucha más gusta.

Demasiado humano - Parade

Enlaces relacionados: