Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
martes 29 de septiembre de 2020

Domus

Silvia Pérez Cruz

La artista catalana se sale de la tabla con esta pieza que conjuga su habitual preciosismo formal con una emoción única, sorprendente, por el simple hecho de superar unas expectativas que ya eran altísimas. Además, se moja: no a las injusticias sociales. Hay mensajes que calan mejor con los puños enguantados en seda.

Domus - Silvia Pérez Cruz

Qué: Disco (edita Universal)

El límite es el cielo. En su caso, quizá esté en las costuras de nuestras almas, poco resistentes a la extrema belleza. Silvia Pérez Cruz está retando todos los dogmas que hablan del ser humano como criatura falible: ella no yerra ningún tiro. Ha conseguido algo complicado: enamorar por igual a bisabuelos y tataranietos. Bueno, dirán ustedes: no es la primera a la que le ajustan esas babuchas conceptuales. El matiz con Silvia es que lo hace descalza, desnuda. Solo en apariencia, eso sí: lo que en otros es minimalismo, en ella es colcha que abraza. Brinca con soltura de Cervantes al inglés o el portugués, ora susurra, ora chulea un pedacito de lambada porque sí, se puntea la nana más hermosa o araña las estrellas en una copla de ultratumba. Silvia Pérez Cruz no hace música, es música. Interpreta lo que le dicta el alma con cada centímetro cuadrado de su cuerpo. Después de verla sobre un escenario, sus discos se hacen aún más increíbles: en el directo se juega con la ventaja de las sensaciones orgánicas, pero la gerundense ha conseguido hacer palpitar los archivos digitales. Lo que ocurre es que Domus toca además temas de los que molestan a los oligarcas: las injusticias sociales, la inercia de las desigualdades. Por cierto: Silvia protagoniza Cerca de tu casa, película de Eduard Cortés que saldrá en mayo, y en la que también se podrán oír las canciones de este disco. Difícil reto para el cineasta: a ver si las imágenes están a la altura…

Domus - Silvia Pérez Cruz

Enlaces relacionados: