Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
viernes 4 de diciembre de 2020

Miseress

Mueran Humanos

Imperativamente mortífero, el regreso del dúo argentino supone el primer día del resto de su vida (y nuestra muerte): un álbum para sepultar el tecnopop en su personal cuna de escombros y mantras para bailar en el muladar.

Miseress - Mueran Humanos

Qué: Disco (edita ATP Recordings)

Una misa negra pasada por cables; un álbum de frenéticos bailes lentos; una lluvia de síntesis neogótica y post-industrial; un hipnótico viaje por las tumbas maquineras; un ejercicio de violencia que queda impune durante los tres cuartos de hora de cuadros oníricos y de machine-pop embrutecido. A eso suena el esperado regreso de Mueran Humanos, dúo argentino alimentado por Carmen Burguess (ex Mujercitas Terror) y Tomás Nochteff (ex Dios) que lleva desde 2006 haciendo ruido por Europa (primero en Barcelona, desde 2008 en Berlín) y que se jactan de ser primos hermanos sin-querer-queriendo de proyectos como Glass Candy, Ssion, Peaches o Ladytron, pero pasados por el filtro tanto de los Depeche Mode de la facción más oscura de Ultra como del underground negro argentino (Fricción, Santos Inocentes, Los Brujos…) como de los Einstürzende Neubauten más encendidos. No es raro que el propio Jochen Arbeit (de la recién mentada banda alemana) participe en el disco, ni que sean los nuevos niños bonitos de ATP Recordings, ni que dejen mantras machinepoperos como El círculo, canciones de baile ravero como Un lugar ideal (con flanger en la voz incluido), apologías a Baco (El vino de las orgías) o auténticos himnos para dar sepultura al tecnopop e inventar algo nuevo (Guerrero de la gloria negativa). El tecnopop para cementerios se baila así.

Miseress - Mueran Humanos

Enlaces relacionados: