Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
sábado 31 de octubre de 2020

La fuerza irresistible

Delafé

Óscar D’Aniello usa el rap para arrojar flores al viento y, sin asomo de rubor, abrir su corazón a las intensidad de las emociones. Su arte, como buen electricista de almas, reside en decir cosas que los amigos (y los amantes) no se dicen todos los días, por duras o ñoñas, que de todo hay. Melodía, ritmo, caricias, alfilerazos, calor. Luz.

La fuerza irresistible - Delafé

Qué: Disco (edita Warner)

Desde que supimos de su existencia como tercer acutángulo de un triángulo isósceles, Delafé (Oscar D'Aniello) personaliza el vitalismo. Con Facto y Helena puso el verso y el recitado en un invento que prefería la cocción lenta al carril rápido de las autopistas sonoras. Ahora, solo en el puente de mando y con Dani Acedo en los fogones, Oscar ha volcado su caudal en once temas multicolores, registrados a la vera de Paco Loco en El Puerto de Santa María. Delafé es un MC atípico, a medias entre el aprendiz de laboratorio del doctor Hütter en Dusseldorf y el chiringo de playa que regenta René a las afueras de Lloret. Funk, electro, soul… todo bien sazonado, con las medidas justas. Además, se ha rodeado de buenas compañías: por ejemplo, La Bien Querida susurrando aquello de Contigo cobra sentido respirar… y Helena Miquel.  En dos cortes, Essaouira (el telón del disco) y Días y días, emerge de puntillas la dulcísima voz de la sempiterna compañera de viaje, la chica de nombre plural. El contrapunto de Las Flores Azules resalta en el segundo tema, cuyo esquema incluye un cambio de marchas: arranque de furia, frenazo y reinicio en clave luminosa. La alegría se desparrama por completo (y sin estrépito: marca de la casa) en este cierre que huele a alcoba, café y puestas de sol.

La fuerza irresistible - Delafé

Enlaces relacionados: