Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
martes 22 de enero de 2019
Los Fabulosos Cadillacs

La salvación de Solo y Juan

Los Fabulosos Cadillacs

Después de diecisiete años sin discos de canciones nuevas, la banda de Vicentico y Sr. Flavio regresa con una ópera-rock. Un viaje río arriba por su historia, con los Who como contramaestres. Spoiler alert: los Cadillacs se transforman en sus propios héroes.

Qué: Disco (edita Sony Music)

La música no solo sirve para viajar en el tiempo: sirve para transformarlo. En su primer disco de canciones nuevas en más de diecisiete años, Los Fabulosos Cadillacs nadan río arriba en su historia y pasan de largo sus orígenes como banda de ska. La salvación de Solo y Juan es su Quadrophenia. No pongan esa cara. Como sabe cualquier Simon Reynolds, el mod es el neandertal del rude-boy. El giro maestro, en realidad, es el desplazamiento: el relato de esta ópera-rock no sucede en Brighton, sino –digamos– en las playas de Pinamar. Así, sin grandes exégetas de The Who en la génesis del rock argentino, la banda de Vicentico y Sr. Flavio pone la pieza que falta en ese rompecabezas y crea su propio antecedente. Se transforma en su propio héroe. Repartidas por aquí y allá, encapsuladas en la narrativa y el tono evocativo, aparecen las semillas de todas sus vertientes: la new-wave porteña (Averno, el fantasma), la explosión alterlatina (La tormenta) y la esquizofrenia de su período calavera (Estratos). El disco, sin embargo, es una apuesta. Suena conocido, pero es nuevo. Está lleno de energía, pero dosificada con sapiencia. Para una banda de estadios de su caladura, es un verdadero acto de arrojo. Aquí no hay peros.

La salvación de Solo y Juan - Los Fabulosos Cadillacs

Enlaces relacionados: