Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
martes 14 de julio de 2020

Los Valses

Los Valses

Desde el corazón de la ciudad de La Plata, el primer disco de Los Valses recoge los pedazos de una tradición dispersa: la vida lumpen y comunitaria de la universidad, el perfume de los tilos, bandas de un disco y songwriters desesperados.

Qué: Disco (independiente)

La Plata es una ciudad hidropónica. Fundada por racionalistas y habitada por oleadas de estudiantes golondrina, sus raíces están siempre en el aire. No se trata de una ruptura permanente con el pasado: como en El día de la marmota, cada generación de músicos parece vivir en un presente continuo. En los últimos años, sin embargo, el éxito de bandas como Él Mató a un Policía Motorizado y Estelares, festivales como Ciudad Alterna y el reconocimiento de la crítica especializada otorgaron la aproximación a una historia posible. Algo, en definitiva, había quedado en el fondo de la olla.

En los treinticinco minutos que dura su disco de debut, Los Valses recoge los pedazos de esa tradición dispersa. La vida lumpen y comunitaria de la universidad. Bandas de un solo disco. Francisco Bochatón (Peligrosos Gorriones), Manuel Moretti (Estelares) y otros songwriters desesperados. La sintonía iconoclasta de Radio Universidad. Las drogas y la neurosis mezcladas con el perfume de los tilos y los paseos en bicicleta.

La ecuación parece sencilla, pero tiene ingredientes secretos. Hablamos de un cuarteto de rock (guitarras eléctricas y acústicas, bajo y batería) con un combustible poderoso e inestable: las canciones de Pablo Matías Vidal. Es decir su letra y su música, pero también –no menos importante, señores historiadores y musicólogos– la forma en que las articula. Ahí, por ejemplo, están esas preguntas llenas de bilis dylaniana: «¿Quién te dijo que no tengo nada que esconder? ¿Y que dejé el alcohol…?». Este muchacho no escribe estribillos: los resalta con flúor.

Los Valses

Enlaces relacionados: