youtube-noc
Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
martes 25 de junio de 2019

Recife tiene uno de los carnavales más importantes de Brasil, lo que es mucho decir en un país donde esa fiesta es parte de su esencia nacional. Pero no todo es carnaval durante estos días en la capital del Estado de Pernambuco: también llega Rec-Beat, el ya clásico festival que está lejos de ser solo un mero acompañante del Rey Momo.

Qué: Festival de música
Cuándo: Del 25 al 28 de febrero
Dónde: Recife, Brasil (Cais da Alfandêga)

Desde sus comienzos, Rec-Beat se lleva a cabo durante los mismos días de carnaval. Es una señal clara de que se busca el baile y la alegría; pero no solo eso: su propuesta incluye también el conectar distintas culturas y lenguajes en una fiesta donde la música es el combustible para llevar el cuerpo y la mente más allá de sus límites. Para entender la propuesta del festival, basta con mirar los cabezas de cartel.

Así encontramos al osado dúo ÀTTØØXXÁ, de Bahía, con su cruce del pagodão bahiano y las tendencias electrónicas más vanguardistas; a los argentinos de Morbo y Mambo y su afrobeat duro acompañado de psicodelia dub; Los Pirañas, desde Colombia, con su anfetamínica relectura de los ritmos de la selva; y la leyenda carioca Jards Macalé, que cuenta en su historia con obras solistas fundamentales en los años 70, además de colaboraciones históricas con Gilberto Gil, Gal Costa y otros grandes de la música local.

Pero hay mucho más: el sonido jazzero y más cerebral del belga Dez Mona y de los paulistas Quartabê, el rock en su vertiente más retro, con O Terno, o moderna, con The Baggios; el rap de Rashid, Craca e Dani Nega y los chilenos Negros de Harvar; el pop malinés de Inna Modja, entre otros.

Más allá de lo estrictamente musical, también dice mucho sobre el amplio sentido de integración que propone el festival, el que estén presentes artistas conectados a las revindicaciones LGBT, como As Bahias e A Cozinha Mineira, o feministas con La Dame Blanche, de Cuba. Y para los más pequeños, las tardes traen el Recbitinho, con atracciones dedicadas para niños.

En pocas palabras, esta edición número veintidós de Rec-Beat, mantiene el espíritu y la propuesta original con la ambición de siempre y una gran programación gratuita. Y eso no es poco, especialmente si consideramos el momento de actual crisis política y financiera de Brasil, que viene recortando los apoyos oficiales a las manifestaciones culturales.

Rec-Beat

Enlaces relacionados: