Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
miércoles 8 de abril de 2020
Simón Poxyran

Saieg

Simón Poxyran

En el medio de un pequeño torbellino de prensa, Simón Poxyran, el líder de Perras On The Beach, acaba de editar su primer disco como solista. «Se titula Saieg, que es el apellido de mi padre –dijo en una entrevista. El noventa por ciento de la energía de ese trabajo está influido por su muerte».

Qué: Disco (independiente)

Según revelan los libros de historia del Siglo XX, el rock era una música capaz de provocar la indignación y el miedo de la sociedad burguesa. Por ejemplo: invitar a un rockero a la televisión era un atrevimiento que podía redundar en un escándalo (ver: Sex Pistols en Today, el programa de Bill Grundy). En algún punto, su componente disruptivo fue erosionado y el rockero se convirtió en una celebridad.

Hace menos de un año, en la provincia argentina de Mendoza, apareció un ejemplar de esa especie extinta. Se trata de Perras On The Beach: un quinteto capaz de descolocar –por supuesto– al conservador, pero también –menos supuesto– a la nación cool y el progre bienpensante. Chupalapija, su disco de debut, es un estallido de hormonas en la bruma generacional del porro. Pero no es solo eso.

En medio de un pequeño boom en la prensa gráfica, Simón Poxyran, su cantante, acaba de editar su primer trabajo como solista. «Se titula Saieg, que es el apellido de mi padre –dijo en una entrevista para el diario Página/12. El noventa por ciento de la energía de ese trabajo está influido por su muerte. Si bien falleció en 2005, hasta hoy es una sombra que me persigue». Sus palabras prometen dolor, pero la música está llena de vitalidad.

A diferencia de Perras On The Beach, el disco no tiene arrebatos de noise ni sobresaltos: son siete canciones de producción low-fi y minimalista, pero guiadas por una sorprendente intuición armónica y melódica (ver debajo Tutorial falopero, vídeo en Youtube). La influencia de Charly García, en ese sentido, excede a la cita de Cerca de la revolución. Simón parece el primero en vindicar y procesar toda la etapa Say No More –objeto de desprecio para los fans viejos y no tan viejos de García– y su acercamiento es todo lo amoroso, punk y desquiciado que puede ser un chico de diecinueve años. No es poco decir.

Simón Poxyran Saieg

Tutorial falopero

Enlaces relacionados: