youtube-noc
Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
lunes 10 de diciembre de 2018

La violenta mafiosa Natalia «La Gorda» López contrata a dos mujeres, La Pendeja y La Payasa, para que busquen un cuerpo con los riñones que necesita su hermano para vivir. Pero ojo, algo puede fallar. Pendeja, payasa y gorda llega a la cartelera argentina.

Qué: Película (estreno en Argentina)

Pendeja, payasa y gorda es una película diferente. Provoca desde el vamos, con un título que podría haber sido el de una novela de Bukowski. Pero la provocación no se queda ahí, va más allá y provoca con lo que cuenta y, sobre todo, por cómo lo muestra. Hay violencia, venganza y sangre –mucha sangre–, pero también hay mujeres que no piden permiso, cinismo y humor bizarro y oscuro.

El argentino Matías Szulanski (Reemplazo incompleto) es el director y guionista de esta divertida película con aires tarantinescos no solo por la sangre, sino por la astucia de sus diálogos (imposible no pensar en Pulp Fiction).

Se parte de una situación narrativa tan poderosa (de violencia sin límite) que permite que los diálogos fluyan libremente destacándose la química entre los actores. Por otro lado, el que esté dividida en capítulos que quiebran el orden lineal, hace que el espectador no se pueda mover para seguir el ritmo de la historia.

La fuerza de la película radica en las mujeres, ellas son las verdaderas armas, las que hacen avanzar la historia sin importar las consecuencias. Desde La Gorda (Mirta Wons), jefa de la banda a la Bloody Mama, de Roger Corman; pasando por La Pendeja (Ana De Vicentiis) y La Payasa (Florencia Benítez) que son como Thelma y Louise del conurbano, hasta Hernández (Claudia Schijman), la gran enemiga de la Gorda.

Bienvenido el cine independiente que rompe con la monotonía de las grandes producciones y le escapa a las etiquetas. Comedia, acción, absurdo, todo eso es Pendeja, payasa y gorda. Vayan a verla, se van a divertir.

Pendeja, payasa y gorda

Enlaces relacionados: