youtube-noc
Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
domingo 29 de marzo de 2020

Tamara es una niña de once años que vive en una secta bajo el régimen de su líder, que le impone un destino: procrear junto a él a su sucesor. Un cuento de hadas perverso que reflexiona sobre el rol de la mujer en un mundo masculino. Princesita, de Marialy Rivas se estrenó en Chile.

Qué: Película (estreno en Chile)

La nueva película de Marialy Rivas, ambientada en el sur de Chile y basada en hechos reales, narra con una estética impecable una historia terrible. Al igual que en Joven y alocada, su filme anterior, el guión es un trabajo conjunto con la escritora Camila Gutiérrez. Basada en un caso real, Princesita cuenta la historia de Tamara (Sara Caballero), una niña elegida por la secta religiosa liderada por el manipulador Miguel (Marcelo Alonso) para que una vez que haya tenido su primera menstruación procree junto a él al mesías.

A diferencia del resto de los integrantes del clan, que viven aislados en el bosque, Tamara va a la escuela y es allí donde la fantasía en la que vivía se rompe; su manera de ver las cosas se modifica, tanto por su relación con uno de sus compañeros, como por la influencia de su maestra que sospecha que algo extraño pasa con la niña. Cuando su primera menstruación llega, el teror se apodera de ella y todo se precipita.

Narrada desde el punto de vista de Tamara, la película muestra la mirada inocente que tiene una niña que vive en un mundo masculino y es manipulada y seducida. Pero detrás de toda esa seducción hay un claro abuso de poder y sexual de un hombre sobre una niña indefensa. Esa es la metáfora: el abuso que sufre la mujer por el hombre, que la trata como un objeto para obtener algo, que en esta fábula es un hombre nuevo. La historia incomoda por el tema que toca, pero a su vez hace pensar al espectador sobre una triste realidad que lamentablemente existe.

Princesita

Enlaces relacionados: