Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
viernes 23 de octubre de 2020
Mitú

Cosmus

Mitú

Con una maquinaria completamente renovada y sin ninguna prisa, Mitú, el dúo maravilla de la electrónica colombiana, se tomó tres años para regresar con una pieza definitiva en la historia del género en su país.

Qué: Disco (edita ZZK)

De entrada el título del tercer álbum de Mitú, Cosmus, sugiere expansión e introspección. Expansión porque el techno de la selva, ese veta creativa hallada en donde el pulso vibrante de los beats se entrelaza con el rumor del cuero de los tambores palenqueros, y que se manifestó con agudeza en los paisajes sonoros creados en Potro (2012) y en Balnear (2014), encuentra dimensiones más amplias y profundas; e introspección porque la nueva música brotó de la calma que sucedió al vértigo y la urgencia de la experiencia en directo a lo largo de cuatro años de gira por todo el hemisferio occidental.

Julián Salazar y Franklin Tejedor pararon, renovaron todo su aparataje técnico y empezaron a componer sin ninguna premisa más que la de obedecer al instinto colectivo y a la comunicación creativa; reafirmándose en aquello que brotara de manera genuina y descartando cualquier cosa que emergiera de forma sospechosa. El resultado, un año y medio después, son once artefactos sonoros –grabados en el estudio casero de Salazar– que retratan con precisión la característica dualidad de Mitú: la intensidad frenética del directo y la sutileza apacible del estudio de grabación, y dan forma a un disco ajustado y equilibrado, como son los discos grandes.

De las once piezas que integran el álbum, temas como Melgar y Fiebre, coquetean con el formato canción, respaldadas por la voz de Teresa Reyes –colaboradora del álbum anterior–; Campanas, Sole, Coctel y Siempre, invocan el espíritu ritual de Mitú mediante detalles sonoros puntuales que les otorgan color local como los temas de voces en lengua Nukak Makú, las voces de niños de San Basilio de Palenque o el realce del tambor y la voz de Tejedor cantando en palenquero; y Fin –tema que abre el disco–, Pyra, Nave y Suave reflejan su lado más cosmopolita en donde afloran jungle, techno, funk y synth-pop. Lobos, taciturna e hipnótica, marca el final de la fiesta e invita a la contemplación y al encuentro con el cosmos interior.

Mitú Cosmus

Enlaces relacionados: