Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
domingo 27 de septiembre de 2020
Héctor Guerra

Desde el infierno

Héctor Guerra

El productor hispano-boliviano Héctor Guerra sube y sube su apuesta de flow autóctono y sabroso. Con cada nuevo álbum parece que se abriga de intenciones para borrar el recuerdo del anterior, y eso es lo que ha vuelto a hacer con el flamante Desde el infierno.

Qué: Disco (Kasba Music)

Hace una década que el productor hispano-boliviano Héctor Guerra es parte de la escena urbana latina. De padre boliviano, madre española y andaluz de nacimiento, se dio a conocer con el proyecto Pachamama Crew, con el que publicó el álbum Lágrimas en 2011 a través de Warner.

Además, cuenta con el plus de haber sido telonero de los mismísimos Public Enemy con apenas diecinueve años. Y semejante bautizo de fuego, acaecido en 2003, parece haber impulsado sus ansias a lo largo de los años con el reciente Desde el infierno como obligada parada en su trayectoria. No es para menos ante su fogosa remodelación hip hop de la tradición dance latinoamericana.

Así, del reggaeton a la cumbia electrónica, Guerra, que actualmente reside en México, traza un nutritivo mapa de sonoridades para imantar caderas a sus ritmos. Dicha celebración de sus orígenes no está reñida con un poso crítico, perfectamente hermanado dentro de un surtido de cortes nacidos para su irradiación bajo las luces de neón.

En el álbum participan el beatmaker caribeño KJU, Professor Angel Sound (antes Professor Angel Dust), Dr Shenka (vocalista de la banda mexicana Panteón Rococó), el maestro del son jarocho Andrés Flores, Alberto Pedraza, la chilena residente en México Mariel Mariel, la leyenda del rap latino Mellow Man Ace, el legendario DJ mexicano Aztek 732 y Braulio Schwienstieger, quien ha colaborado con Gorillaz, Joan Sebastián o Jenny Rivera.

En total, Desde el infierno ofrece dieciocho muestras de cómo enfocar el lenguaje de la calle bajo un flow tan autóctono como sabroso, y mediante el que dota de ADN intransferible a semejante inyección de cumbias callejeras, como bien reza una de las muestras aquí condensadas del recetario sónico propuesto por un tipo que parece no tener techo. Si a esto se le añade el fragor antiglobalización de sus melodías, lo que nos queda es una colección que va mucho más allá de su falsa apariencia superficial.

Héctor Guerra Desde el infierno

Enlaces relacionados: