Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
viernes 18 de octubre de 2019
Coro Chelaalapí

Coro Chelaalapí Remixes

Varios artistas

El Coro Chelaalapí proviene de la etnia Toba / Qom del noreste de Argentina y fue consagrado como Patrimonio Cultural Viviente por la UNESCO. Los artistas ligados al electro folclore latinoamericano Ciudad Satélite, Frikstailers, Lagartijeando, King Coya y Chancha Vía Circuito, reversionan algunas piezas de su repertorio ancestral.

Qué: Disco (Club del Disco/Instituto de Cultura Chaco)

En la década de los 60, los jóvenes qom esperaban cantando a los mayores cuando regresaban de la cosecha del algodón. Ese fue el germen del Coro Chelaalapí en el Barrio Toba, situado en las afueras de Resistencia, capital de la provincia de Chaco, en el noreste argentino. Chelaalapí significa «bandada de zorzales», aves de vientre bermejo trazado por rayas oscuras en el cuello blanquecino y un canto hermoso. Basta recordar que al referente del tango Carlos Gardel se lo llamaba el «Zorzal Criollo».

El coro cuenta con tres discos editados en 56 años y en 2006 fue consagrado como Patrimonio Cultural Viviente por la UNESCO. Actualmente está dirigido por el maestro qom Claudio Largo y conformado por una docena de coreutas. Unos años atrás el productor chaqueño Sebastián Fernández analizó la posibilidad de que artistas de diferentes estéticas musicales se relacionaran con su repertorio, y Club del Disco junto con el Instituto de Cultura Chaco publicaron ese resultado en una edición digital y una tirada limitada en vinilo para Estados Unidos y Argentina.

La cara A inaugura con Carapí, reversionado por Lagartijeando (alias de Matías Zundel) con carácter hipnótico y tribal; le sigue Caya, a cargo de King Coya (Gaby Kerpel, compositor de los colectivos De La Guarda y Fuerza Bruta), una mística pieza psicodélica; y finalmente el dúo Frikstailers interpreta Niocolca, en clave de danza festiva, al calor del fuego que ilumina rostros y abriga. Ciudad Satélite, de Bolivia, abre la cara B con Regreso a casa, donde predominan las voces femeninas, con algunos matices propios de la región andina. Chancha Vía Circuito cierra la placa con Zorro zagas, de profundo carácter ceremonial, terciado por el n’vike (también conocido como violín toba de lata). De esta manera, Coro Chelaalapí Remixes se convierte en un portal para continuar indagando desde la mixtura el repertorio ancestral de los pueblos originarios de Latinoamérica.

Coro Chelaalapí Remixes

Enlaces relacionados: