Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
martes 29 de septiembre de 2020
El Canijo de Jerez

Manual de jaleo

El Canijo de Jerez

Han pasado cuatro años desde que El Canijo de Jerez editó La lengua chivata. Ahora, la florida caligrafía aflamencada del rock proyectada por el ex Delinquentes prosigue su cauce en Manual de jaleo, con más apeaderos sónicos que nunca.

Qué: EP (El Diablo)

A veces una crisis es la inflexión necesaria para retomar el brío de forma consecuente. Esto es lo que le ha sucedido a El Canijo de Jerez, que tras sucumbir a la depresión, renació bajo renovado ímpetu creativo por las tierras de la India.

De dicho renacimiento ha surgido el flamante Manual de jaleo, retablo discográfico donde patalea el taconeo de Kiko Veneno en Libera la fiera o Escupe la flama, y también el flujo de aquel nuevo flamenco exportado por la Sevilla mágica de Pata Negra y el Madrid arrabalero de Ketama.

Bajo estos patrones, El Canijo se ha destapado con su obra más inspirada hasta la fecha. Todo un muestrario de rumba templada con jolgorio gaditano y relumbre trianero. La alegría sazonada desde la melancolía del que se siente más fuerte tras verificar su estadía en el desierto emocional.

Y de la que brotan pildorazos como En el lomo del trueno y La nube que más alto vuela, donde de nuevo aflora el omnipresente regusto al Kiko Veneno de Échate un cantecito, rígida pauta de comportamiento para unas canciones desencadenadas hacia esa franja donde flamenco, rumba y rock se engarzan en un latido al unísono.

El Canijo de Jerez Manual de jaleo

Enlaces relacionados: