Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
domingo 18 de noviembre de 2018

El demà

Balago

Un lustro después de haber parido el imprescindible Darder, Balago, la banda procedente de La Garriga, Barcelona, ratifica su irradiante estado de gracia en el flamante El demà, editado por Foehn Records.

Qué: Disco (Foehn Records)

Hay algo en el misterio de la música de Balago que hace de la banda catalana una de las contadas propuestas actuales que sorteará el paso del tiempo con prestancia total. No puede ser de otra manera ante la electrónica invernal hilada entre las diez piezas armadas en El demà, una nueva pirueta sobre la banda en la que sus miembros se han tomado su tiempo hasta llegar a dar con la atmósfera unitaria requerida para dar vida a tan absorbente muestrario de no lugares.

Así ocurre en accidentes como Avól o El buit, capítulos clave en el engarzado modélico de esta excursión bajo la perspectiva naturalista de Ben Frost y los códigos hauntologicos evidenciados por Burial en su modélica trayectoria. Precisamente, las conexiones con este último empujan a la innecesaria comparación: mientras Burial es el timón que hace avanzar la electrónica más motivadora de esta última década, Balago es un misterio. Una isla que no tiende puentes, sino que los desploma. No hay mayor entorno que el de sus canciones antárticas.

Geografía musical de futuros distópicos, de aura ballardiana, embebidos en su empleo ingrávido de texturas y tonos que reproducen el pálpito de regiones devastadas. Arqueología del sonido para la que Balago se ha aventurado con un álbum en el que no hay más mañana que el que sus integrantes le quieran poner en (ansiadas) futuras continuaciones. En dos palabras –difíciles de poder utilizar hoy en día–: obra atemporal.

Balago El demà

Enlaces relacionados: