Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
miércoles 14 de noviembre de 2018
Edredon
Foto: David Melchor

Modo humano

Edredon

Se intuía que la banda madrileña Edredon estaba para grandes cosas. Ahora presenta Modo humano, trabajo editado por Limbo Starr, que justifica la espera y demuestra-confirma con creces lo que muchos pensaban.

Qué: Disco (Limbo Starr)

Hay algo de gran valor en lo que hace Edredon que no debería ser pasado por alto: a diferencia de muchos otros, no juega a la carta más fácil, la de la recreación, sino a la vampirización de sus referentes. Así, de los orígenes del synth-pop a la sombra cósmica del krautrock, la banda ha dotado de una personalidad tallada a base de mega construcciones sónicas temas como Vitalicio o Feligrés.

Piezas donde la puntería del minimalismo no está reñida con el subidón synthgazing o el tecno industrial. Ya sea en una u otra deriva –o en las dos al unísono–, Edredon siempre consigue abrir las compuertas de nuestra memoria: sus canciones no han nacido para contextualizar, sino para escapar de la telaraña temporal del día a día.

Houdinis en busca de una salida que, entre intento e intento, han dado con la veta en la que materializarse en carne y hueso, sin sombras que desvíen la atención sobre una autoría marcada por el encuentro con los pasados perdidos.

Desde esta bifurcación, es como la Neue Deutsche Welle se nutre de la sombra de Closer, de Joy Division, y donde canciones como Sistema operativo demarcan los surcos de un grupo al que ya comenzamos a encontrarle los tics que indican la excelencia. O sea, cuando los reconoces a la primera. Y, hoy en día, algo así es (prácticamente) un milagro.

Edredon Modo humano

Enlaces relacionados: