Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
martes 11 de diciembre de 2018
Elsa Osorio

Doble fondo

Elsa Osorio

La escritora argentina Elsa Osorio presenta Doble fondo, un policial que reflexiona sobre la actuación ante la tragedia y sus coletazos. Un thriller incómodo, angustiante y ferozmente verosímil enmarcado en los tiempos oscuros de la dictadura del país sudamericano.

Qué: Libro (edita Tusquets)

Parece una ironía que veinte años después de A veinte años, Luz, la primera novela que trató la apropiación de menores durante la dictadura argentina, Elsa Osorio vuelva escribir alrededor del tema de los hijos de desaparecidos. Aunque esta vez sea diferente; si bien el pasado es el mismo, ahora el enfoque es diametralmente opuesto.

Doble fondo sigue la historia de Juana Alurralde, una militante de las FAR que en los años setenta fue secuestrada junto con su hijo de tres años y luego permaneció detenida en la ESMA (Escuela de Mecánica de la Armada que funcionó como centro clandestino de detención y tortura durante la dictadura). Ella, gracias a su relación –y colaboración– con un marino de poder, consigue que liberen a su hijo y ser enviada a Europa a realizar trabajo esclavo en el Centro Piloto París, donde se le perdería el rastro.

Muchos años después, en 2004, la muerte por asfixia Marie Le Boullec, una respetada doctora de origen argentino en un pueblito francés, levanta las sospechas de Muriel, una joven reportera francesa, que con la ayuda del comisario Fouquet, investigará el caso a fondo y llegará, sin buscarlo, a reconstruir una historia impensada.

El libro está dividido en cuatro partes y en dos líneas narrativas: la de 2004, la investigación del asesinato de Le Boullec en Francia; y la de 1978, que cuenta el drama de Alurralde en Argentina y su posterior exilio a París. Entre estas dos líneas narrativas se alternan los capítulos hasta la cuarta parte en que se incorpora una nueva línea narrativa ambientada en 2006 con el protagonismo de Matías, el hijo de Juana.

Así, la estructura de la novela es una decisión arriesgada que Osorio maneja a la perfección, narrando con lupa y logrando que el lector entre de lleno en la pesquisa que cruza al pasado con el presente.

Más allá de la fuerza de los temas que toca –desaparecidos, colaboración con la dictadura, síndrome de Estocolmo–, y el interesantísimo debate que plantea a la distancia acerca de la militancia política en aquellos años oscuros en Argentina, con las lógicas contradicciones que lleva el querer subsistir, Osorio parece centrarse en algo superior: en cómo reaccionar ante la tragedia. Es ahí donde la autora se mete de lleno, demuestra que las tragedias no tienen manuales y parece preguntarse quién puede ser capaz de juzgar.

Elsa Osorio Doble fondo

Enlaces relacionados: