Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
jueves 20 de septiembre de 2018
Foto: Noemí Elías

No es justo que llegues ahora

Invisible Harvey

Sea tal vez por haber conseguido labrar un imaginario propio de poesía fantástica o por hacer equilibrismos entre melancolía y soluciones en forma de sortilegio, lo cierto es que el segundo trabajo de Invisible Harvey irradia un aura tremendamente personal.

Qué: Disco (El Genio Equivocado)

Consumado artesano de lustre pop, el barcelonés Dimas Rodríguez Gallego –también guionista de televisión, crítico musical y guitarrista de La Banda Municipal del Polo Norte–, retorna con Invisible Harvey para ofrecer un nuevo botín de canciones nacidas para ser tatareadas en soledad y con las que poder testar la salud de las vías donde costumbrismo y absurdo se conjugan en mensajes cifrados para abrir las compuertas de la evasión. Así es desde el primer momento, con invitaciones a sortear la ultra normalidad reinante con Si quieres viajar al pasado, llama a tu contestador o Carta a un helicóptero.

Con solo echar un ojo a estos títulos, se corroboran las propiedades alucinógenas de un temario que, apoyado en un notable trabajo instrumental, se erige en un tobogán hacia la memoria perdida cuando olvidamos al niño que todos llevábamos dentro. O como dicen la canción: «Te da vergüenza ser feliz».

Tal dedicación al apartado lírico no quiere decir que se hayan pasado por alto los contornos musicales, trabajados en los estudios del solicitado Cristian Pallejà, quien ha dado un elegante acabado final a un surtido de temas madurados bajo el peso de la palabra. Pop de corte clásico, donde una pequeña sección de cuerdas realza la dieta onírica con la que han sido facturadas canciones como Fui el numero 1 (y también el último) o Vivo en una casa encantada, dos de los puntales de estas invitaciones –con forma de canciones– a percibir la realidad desde la posibilidad de extraer magia de todo lo que nos rodea.

Invisible Harvey No es justo que llegues ahora

Enlaces relacionados: