youtube-noc
Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
jueves 12 de diciembre de 2019

Una joven de clase media y apolítica viaja a Italia para celebrar el fin de su carrera. Lo que no se imaginaba era que terminaría inmersa en el movimiento anarquista okupa, enamorada y con un final trágico. Se estrena en Argentina Soledad, de Agustina Macri.

Qué: Película (estreno en Argentina)

La película se basa en la historia real de María Soledad Rosas (1974-1998), joven porteña que luego de finalizar su carrera universitaria recibe como regalo de sus padres un viaje a Italia. Alli terminará, casi de casualidad, en un edificio ocupado por okupas anarquistas y conocerá a Edoardo, de quien se enamora perdidamente. Ambos terminarán presos, acusados de ecoterrorismo y vinculados a la agrupación «Lobos Grises». Finalmente, ella se suicida a los veinticuatro años en una granja, donde cumplía arresto domiciliario, sumida en una profunda depresión.

Agustina Macri, hija del actual presidente argentino Mauricio Macri, estudió sociología en la Universidad de Buenos Aires y cine en Barcelona y Cuba. Esta es su opera prima luego de trabajar en varios documentales y videoclips y de colaborar con Oliver Stone en la película que el director neoyorquino hizo sobre Edward Snowden.

La principal fuente documental del guión de Soledad, película filmada en Buenos Aires y en Italia, es la biografía novelada de la joven argentina –Amor y anarquía, la vida urgente de Soledad Rosas (2003)–, escrita por el prestigioso periodista Martín Caparrós. El mismo escritor y cronista dijo en una entrevista publicada en el diario Página/12 cuando se publicó el libro: «Lo que me atrajo es que no estaba claro si Soledad se había matado por amor o por una causa, pero cualquiera de las dos razones eran tan anacrónicas que me llamaban la atención».

Vera Spinetta, hija del genial músico Luis Alberto Spinetta y encargada de darle vida al personaje de Soledad en la gran pantalla, cuenta a la revista Billboard que logró una gran identificación emocional con ella: «Cuando llegué a Italia, todo el trabajo se profundizó. Me di cuenta de que ya estaba completamente absorbida y atravesada por Soledad. Me empezó a dar miedo en algún punto, porque no podía volver a mí nunca. La vida del actor tiene esa psicosis de habitar otras energías. Hay que tener mucha fortaleza para no perder el eje, si es que querés tener un eje».

Soledad

Enlaces relacionados: