Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
martes 11 de diciembre de 2018
Ofrenda Floral

Las flores no me odian

Ofrenda Floral

Al frente de Ofrenda Floral, Fernando de la Flor –también conocido por su participación en Gente Joven– presenta ahora Las flores no me odian, disco con el que reafirma que es uno de los secretos mejor guardados del pop español actual.

Qué: Disco (Kocliko)

Extrayendo magia pura de la canción mínima, así es como se ha tomado Fernando de la Flor su debut como Ofrenda Floral. En apenas ocho canciones de dos minutos, el leonés es capaz de hilvanar un mundo en sí mismo donde el pop juega a disfrazarse de synth pop de trazo grueso (en Metálico), a embeberse en saudade preciosista (en Juntos y revueltos) o a recordarnos que la canción pop perfecta aún es posible (en Las cosas de Júpiter).

Él mismo define su estilo: «dream pop de provincias», para el cual no hay más opción que estirarse en el diván y dejarse hipnotizar por el corro de juegos de palabras que Fernando se saca de la chistera. Una reivindicación en sí misma por escribir canciones en las que cobra vital importancia el surtido de historias cantadas; en su caso, a través de su magnética voz neutra.

Si aún por encima nos recuerda a cómo sonarían los New Order de Low-Life (en Globos) y los The Cure de Disintegration en diminutivo (en Caminos amplios y libres), la cosa ya empieza a adquirir visos de identidad única, pura ambrosía melódica encapsulada a través de unas canciones que suenan a boticario de pueblo, a salvavidas para días soleados, al susurro de un amigo idealizado pero nunca encontrado.

Una maravilla donde el amor puede ser el dolor más grande o esa enfermedad capaz de curarnos de toda la normalidad que respiramos día a día. Un refugio para sentirnos especiales y extraños al mismo tiempo. ¿Obra maestra? Mucho más que eso: el disco que hará olvidar los veinticinco años sin Family.

Ofrenda Floral Las flores no me odian

Enlaces relacionados: